Mapa para el autodescubrimiento

Araceli

1 de diciembre de 2023
¿Sabes que el eneagrama es una herramienta milenaria que te proporciona un mapa para el autodescubrimiento? En este post te contaremos más sobre ello.

¿Sabes que el eneagrama es una herramienta milenaria que te proporciona un mapa para el autodescubrimiento?

El Eneagrama es una teoría de la personalidad que explica cómo nacemos siendo esencia y conectados a todo, pero que acabamos desconectándonos por las diversas heridas que vamos experimentando desde que nacemos y a las cuales les vamos poniendo parches, desarrollando estrategias y mecanismos de defensa, que finalmente concluyen en una espectacular coraza con la que vamos por la vida para que no nos hagan daño, esta coraza es nuestra personalidad. El Eneagrama es una herramienta que ha sido enseñada desde la antigüedad por jesuitas, sufíes y otras numerosas organizaciones hasta llegar a la psicología actual.

La estructura de la personalidad suele estar ya asentada alrededor de los 7 años y aunque puede ser que en la adolescencia se dé un gran giro y se cambie, no suele ser lo usual. 

Nuestra personalidad nos acompañará siempre y es imprescindible conocerla para poder hacer cambios en nuestra vida, para desarrollar relaciones sanas con nosotros mismos y con los demás, así como para fomentar la compasión y empatía en el mundo. 

Sé que, si no lo hubiera descubierto e integrado en mi vida, hubiera podido hacer bastante daño a las personas que me rodean, inconscientemente, por supuesto. Y es que es importante entender que hay personalidades opuestas, unas que son viscerales, otras emocionales y otras mentales. Que cada personalidad tiene unos mandatos inconscientes y heridas de base y que, si no nos conocemos y conocemos a los demás, inclusive a nuestros hijos, iríamos como elefantes que entran en las cacharrerías, a la hora de abordar nuestras problemáticas y las de nuestros hijos.

Me gusta poner ejemplos para poder ser más precisa: yo tengo una personalidad que tiene de base los mandatos inconsciente de Esfuérzate” y tienes que ser fuerte”. Por lo tanto, me esforzaba para conseguir logros y además no exteriorizaba mis emociones ni mostraba mi vulnerabilidad. La mayoría del tiempo vivo desde el Yo adulto, pero mi hija tiene una personalidad sin estos mandatos, por lo tanto, para conseguir las cosas no cree que tiene que esforzarse, paradójicamente, igualmente las consigue. Además, se regocija en las emociones, las siente intensamente y llora cada vez que lo necesita. La personalidad de mi hija vive y vivirá la mayor parte de su tiempo desde su Yo niña, para ella el disfrute es más importante que las obligaciones y se suele negar a hacer aquello que realmente no le apasiona, no se obliga. Y todo es igualmente válido. Estas son algunas de las diferencias que tenemos y como vemos, tengo un gran camino por delante de aceptación, amor incondicional y no enjuiciamiento hacia mi pequeña. De no autoconocerme o conocerla a ella, el daño que podría hacer en mi hija podría ser importante, ya que probablemente estaría intentando que sea como yo creo que hay que ser y no estaría respetando la estructura que ella ha necesitado desarrollar para protegerse y experimentar lo que vienen a experimentar al mundo. ¿Te imaginas qué maravilloso sería que padres y educadores se formaran en Eneagrama?

La mayoría de los seres humanos están totalmente identificados con su personalidad, ese personaje que hemos creado y que interpreta una película desde su visión del mundo. Cuando empecé mi trabajo de sanación, desarrollo personal y me sumergí en la espiritualidad, pude descubrir a mi personaje. Cada vez me doy espacios más largos para conectar con mi auténtico ser, ese que está detrás de la máscara de la que hablo y que la observa sin juicio.

Podría estar hablando horas acerca de cada eneatipo y de los subtipos, de triadas, alas y flechas, de emociones de base, de traumas de base, de críticos internos, de miedos básicos,etc,etc.. Eso te lo dejo a ti, para que, si resuenas con lo que te estoy contando, empieces a investigar y a buscar información de calidad. Cuando el discípulo está preparado, dice el proverbio, el maestro llega.

Pero mi propósito con este artículo es desnudar a mi personaje para poder demostrarte la gran ventaja que tengo al conocer mi estructura defensiva, a la hora de mi desarrollo personal y espiritual. 

Seguramente, a medida que vayas leyendo mi descripción, comiences a descubrir personas de tu entorno a las que identificas como eneatipos 6, esta es mi personalidad. Y aunque tengo el instinto sexual predominante, por ello soy el contratipo o en menos fóbico de los seises, te voy a dar algunas características más básicas de esta personalidad y quizá, quién sabe, tú mismo te descubras como tal. Igualmente, cada uno de nosotros hemos vivenciado cosas diferentes y unos estaremos más en un ala que en otra o tendremos más de una flecha que de la otra (diferencias que a la vez nos hacen únicos e irrepetibles). Pero a grandes rasgos es sencillo identificarse si das con un auténtico maestro del Eneagrama. Además, es una espectacular herramienta para mi profesión de terapeuta, ya que cada eneatipo somatiza de diferente manera y además las problemáticas que les llevan a consulta son diferentes. Poder ayudar a los pacientes a identificarse y a comprenderse es maravilloso y un “eurekaimpresionante.

Como iba diciendo, yo me identifiqué con el eneatipo 6 rápidamente y sin dificultad cuando empecé a ver el tipo de infancia que suele tener este niño. A partir de ahí comprendí por qué soy como soy. Vuelvo a recordar que la personalidad es la estructura defensiva que hemos creado y que no somos ella. Ya Jesús de Nazaret, al igual que tantos grandes maestros nos han dicho “busca el reino de Dios en tu interior y lo demás se dará por añadidura”. Esta clara invitación a mirar hacia dentro y descubrir la paz y el amor infinito en nuestro interior yo la relaciono con permitirse tiempo de silencio, de escucha interna, de exploración de sentimientos y pensamientos, así como conexión con la unidad.

Esta personalidad, eneatipo 6, pertenece a la triada mental, lo cual quiere decir que la cabeza, es lo que más me toca trabajarme, claramente, la duda nos bloquea el pensamiento. Pasamos mucho tiempo racionalizando y en la mente, necesitamos comprender y tener conocimiento de cómo funciona el mundo porque eso nos da seguridad. De niña yo me sentí muy insegura, no tuve unos límites claros ni estructura, por lo tanto, ahora de adulta, me paso la vida buscando estructura y seguridad. 

Mis emociones de base son el miedo y la ansiedad, ambas muy relacionadas. La ansiedad (miedo a volver a sentir miedo) la generamos cuando intentamos anticiparnos y nos preocupamos por lo que pueda pasar en el futuro. Este miedo es el que me impulsa o me bloquea en la toma de decisiones. Por ello, divago mucho, le doy muchas vueltas a las cosas en mi cabeza, porque intento decidir desde ella. Dudo mucho y necesito tiempo para tomar decisiones ya que tengo mucho miedo a equivocarme. El no tomar la opción correcta me genera inseguridad. Además, cuando me equivoco tengo un crítico interno bastante duro conmigo misma. 

Por suerte cada vez soy más compasiva conmigo y con la observación y toma de conciencia, he conseguido más confianza en la vida y muchas veces acabo riéndome de mí misma. Cuando estoy estresada y mi nivel de conciencia baja, este dudar o la inseguridad y miedo me generan ansiedad y a veces puedo llegar a ser reactiva si no la gestiono o descargo apropiadamente.

Soy sociable. La característica más conocida de mi personalidad es la lealtad. También soy muy servicial, necesito sentir que formo parte de los grupos, sentirme integrada.  La búsqueda de seguridad me hace desconfiar con facilidad y tengo un magnífico rádar para captar las incongruencias en los demás, aunque yo misma soy a veces incongruente.También soy exoreferente, lo cual quiere decir que le doy importancia a  lo que los demás piensen de mí.

Tenemos fijación con la igualdad, nos gusta que todo sea equitativo y no soportamos las desigualdades o favoritismos. 

El eneatipo 6 desarrolla un tipo de apego en la infancia llamado ansioso.El apego ansioso repercutirá en la manera de relacionarnos de adultos con nuestra familia y parejas. Por ello puedo ser muy adaptable y complaciente con los demás, tener problemas para poner límites y necesitar estar en pareja para sentirme querida y segura.

Suelo vivir mucho en el futuro anticipando todo lo peor que puede suceder para asegurarme de que tengo todas las opciones, y así tomar la decisión correcta y no equivocarme. Esto me da seguridad. 

El eneatipo 6 social y 6 autoconservación contrasta con su red de amigos o familiares antes de asegurarse la decisión correcta. Por contradictorio que parezca, normalmente no tomamos la decisión que nos aconsejan, tenemos mucho poder para decidir, pero es otra manera de ver todas las posibilidades para no equivocarnos. 

Hablamos mucho, de hecho, lo necesitamos. No para que los demás nos ayuden a decidir o nos den la razón, sino para escucharnos a nosotros mismos y vernos desde fuera, para darnos más seguridad y firmeza en nuestras convicciones.

Nuestro camino de crecimiento es confiar en nuestra intuición y en la vida. Ser más decididos, así como enfocarnos con firmeza en nuestros objetivos. También ser más optimista es otra cosa a trabajarse ya que tendemos a tener una visión pesimista y negativa del mundo.

La falta de estructura nos genera ansiedad y somos muy hábiles proyectando hacia fuera a través de la queja lo que es nuestro y debemos trabajarnos. Pero lo hacemos de manera inconsciente.

Solemos tener unos valores y creencias muy firmes, también mucha opinión. Todo ello nos da seguridad (que fue lo que nos faltó de niños), porque somos muy inseguros y también nos proporciona estructura, de lo que también carecimos de pequeños. Todo ello nos lleva a un mundo que percibimos como caótico.

Lidiamos con la duda y la preocupación (anticipar lo que va a suceder) en el día a día.

 Con nuestra visión pesimista imaginamos los peores escenarios que pueden sucedernos y como ya se sabe, nuestras emociones y pensamientos crean nuestra realidad. Así que esos escenarios catastróficos, acaban siendo profecías autocumplidas creadas por nuestro inconsciente y que nos sirven para retroalimentar a nuestro ego o personalidad. La cual se da un festín de “tenía razón” y se autoafirma diciendo: si es que lo sabía, si ya te lo había dicho”.

También solemos ser nerviosos y desconfiados. 

El eneatipo 6 vive más en el estado adulto, ello se debe a que de niño tuvo que hacerse adulto pronto. Este estado adulto le hace dar prioridad a las obligaciones y deberes y deja el disfrute (su parte niña) para el final, eso si se lo permite. Se considera trabajador y necesita estructuras claras en el trabajo y en la vida.

Con esta poquita información, puedes entenderme cuando digo que el Eneagrama ha sido una revelación importante para mí, así como una gran herramienta para cambiar lo que no me es útil y abrirme a lo que sí me sirve. Por supuesto, también un camino de escucha activa y observación de mi ego (otra manera de llamar al personaje o a la personalidad que utilizan algunos autores). Sin duda el Eneagrama es una gran ayuda para desenmascarar al ego y proporciona respeto, compasión, amor y presencia para uno mismo y por añadidura” para el mundo.

Contenido relacionado

Círculo de mujeres

Círculo de mujeres

Llamadas a crear lazos   Las mujeres desde que nacemos estamos llamadas a crear lazos y formar vínculos. Nos...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas:
×